Thanks Thanks:  0
Likes Likes:  0
Dislikes Dislikes:  0
Resultados 1 al 8 de 8

Tema: Viaje al cielo cap.2 "Entre algodones"

  1. #1
    Foro Adicto
    Fecha de Ingreso
    08 Feb 2007
    Moto:
    1200 adventurE
    Ubicación
    Tenerife
    Mensajes
    648
    Agradecimientos

    Viaje al cielo cap.2 "Entre algodones"

    “””...Naku, me parecía “un hombre de verdad sobre la gs”, en mi recuerdo, yacía la imagen de un hombre de pelo largo sobre un artefacto amarillo, que él, llamaba “moto”, ahora, mientras viajábamos por la carretera que bordeaba la costa en dirección Sur, pude verle feliz , con pelo corto , como las personas y preocupado a la vez porque no solo llevaba una moto como Dios manda, sino que también, le acompañaba su jefa como paquete.
    “ Mclau”, guiaba el grupo, y como farolillo, teníamos a “Torgugo”, todo estaba controlado, nos llevaban “entre algodones”.
    Mi pardillez y mi experiencia en moto, se daban de bofetadas cuando trazábamos una curva, puesto que, una me decía que el fallo de la moto se debía a mi desconocimiento de la máquina y la otra, que simplemente, teníamos las gomas muy vacías. Lo pasé muy mal durante los primeros kilómetros, y en la primera parada, le dije a “Torgugo” que algo fallaba, al tiempo que se acerca Mclau, diciéndome que las cubiertas traseras estaban bajo mínimo.
    Una vez subsanado el problema, continuamos el viaje, y Mclau, hizo alarde de sus conocimientos como guía, llevándonos por una carretera que bordeaba un lago y que en la parte superior era dominada por un bar con terraza, la cual, estaba llena de chaquetas, cascos y motos; allí tomamos nuestro primer cortado del día.
    Risas, café, y ambiente motero nos rodeaban; al regresar junto a las motos”Turtugo” se percata que bien podríamos hacer un “trueque” con sus placas laterales de su depósito color gris por la mías de color negro. En el primer momento, me pareció mala idea, pues, suponía que la empresa de alquiler se podía dar cuenta, pero al rato, tanto “Naku” como yo, decidimos que “Tortugo” como guía dejaba mucho que desear pero como compañero, no tenía precio, así pues, accedimos...., y no solo eso, sino que abrimos la veda para el futuro.
    ” Maclau”, que a cada kilómetro dejaba maltrecha la reputación de “Tortugo”como guía, nos llevaba por sitios cada vez más bonitos; de vez en cuando, paraba y nos decía la dirección y los kilómetros que faltaban para llegar al siguiente punto. Durante el camino, pudimos observar, que no solo el paisaje era diferente, también lo era la temperatura, joer que frío¡, dábamos gracias a Dios de haber traído toda la ropa de invierno que teníamos, pero nuestro casco tipo jet nos traicionaba, rezábamos para que Mclau no se equivocara y nos llevara a la siguiente parada que poco tiempo después se efectuó en un pueblo cuyo nombre..no puedo recordar; allí aparcamos las motos, pero cual fue mi sorpresa que estábamos ocupando un parking de “motos”, todo un lujo, todo un detalle, que desconocía. Estaba en lo cierto, no solo esta gente es diferente sino que el lugar también lo es, pensé...El lugar de la parada era una terraza, donde el sol ya había tomado asiendo... allí, no solo pudimos calentar nuestro enfriado pellejo, sino que también, pudimos conocer a todo un personaje, éste era un señor que se acercó forrado de cuero, como si de un guante se tratara, cada vez que daba un paso, los chirridos de sus botas y de su mono...lo delataban, tuve la “suerte” de que se sentara junto a mí, y digo suerte, porque durante el rato que estuvimos sentados, nos dio una conferencia sobre todas sus pertenencias, que si tenía un salón estilo macro- jaula para todos sus vehículos y motos, que si su mono era recién comprado, que era el mejor, que en su Ducatti se había gastado mucho dinero en extras y que su Ferrari solo lo cogía los domingos porque estaba aburrido de que la gente lo admirara. “Bueno señores, nos vamos”, dijo “Mclau”, me levanté como si justo debajo de mi trasero, hubieran resortes, confieso, que no era solo por dar descanso a mi cabeza, sino porque quería seguir disfrutando del paseo en grupo. Para Carmen y para mí, era la primera vez que tenemos la oportunidad de tener gente con moto delante y detrás , pero, me cogió la delantera nuestro amigo, que se levantó antes que yo, tal vez, para que pudiésemos admirar una vez más su mono de cuero recién comprado.
    Volvíamos a hacer pequeñas paradas, y “Mclau” nos tenía puntualmente informados sobre los kilómetros recorridos y sobre los kilómetros que faltaban , donde estaba la gasolinera más cercana, y el tiempo estimado para el final de nuestro trayecto, en fin, todo un alarde de saber por donde ir, por fin, habíamos dado con un “nativo”, conocía la zona, era mi héroe, con él al fin del mundo...pensaba yo, me habían dicho que Mclau, conocía bien el lugar,, pero, joer tanto?, cual sería su secreto?.. En unas de las paradas sobre la moto, me dijo, “he hablado por teléfono con el restaurante donde vamos a comer, está muy cerca de la kedada, nos han dicho que nos tienen una mesa preparada” joer, joer, joer....”como lo ha hecho? pregunté a Carmen, no daba crédito a lo que había oído, pues yo no había visto a “Maclau” bajarse de la moto, coger su móvil y llamar, la única explicación era que lo había hecho mientras estábamos en la terraza con el tío de cuero.
    Hambrientos y algo cansados, llegamos al restaurante donde “íbamos a comer”, durante largo rato, estuvimos esperando en la barra, allí, empezaron a llegar: Miguelito y su esposa y otros, formando sin quererlo dos grupos por medio de los cuales circulaban los camareros. Pasaron horas, y nuestra educación, se puso el traje de los domingos, nuestras tripas empezaban a recordarnos que pronto sería la hora de cenar. El dueño del bar, cada vez que pasaba entre nosotros, hacía “pip, pip...”, como si de un cochecito se tratara. Todo esto, es posible hacerlo en la España Ibérica, pero...a un guanche, hambriento, que lleva varias horas de pié, y encima, cada vez que pasas por sus narices le tocas “la pita”, es toda una invitación a llevarte un cogotazo.
    “Que haceis aquí?”, dijo Jougs, que en ese momento se unía a nosotros;.. “en la casa de la kedada, tienen: fuet, vino, refresos, zumos, pan y queso”...Miguelito, Tortugo, Naku y yo, casi rendimos pleitesía a nuestro salvador Jougs, pero, para salvar las apariencias y no aparentar que éramos capaces de dar nuestro reino por un trozo de pan, decidimos salir del bar...despacio, sin correr, muy dignos, señoriales diría yo. Los motores de nuestras motos, dieron todos sus caballos para llevarnos en busca de esas viandas...corre mi corcel, cabalga, que tu amo, está a punto de desfallecer, lo malo era que mi corcel era alquilado, poco le podía yo exigir, pero...cumplió¡.
    Ante nosotros, se nos presentaba una gran casa de piedra, era el lugar de encuentro de la kedada. Una vez aparcada la moto y de rendir buena cuenta de los manjares que allí nos esperaban, pude ver el rostro de satisfacción que tenían: Miguelito, Tortugo y Naku, sin mencionar el mío, allí, empecé a darme cuenta del viaje que habíamos comenzado, pude ponerle rostro a nuestra cabra, que tan entrañable se había convertido para mí. Comprendí al ver a Jougs, que detrás de un gran hombre siempre hay una insuperable compañera.
    “La bruji, la bruji”..dijeron algunos de los chicos, poniéndose firmes, mientras yo observaba las miradas de las mujeres, que se preguntaban que tendría esa “bruja”, .... por fín, iba a conocer a una persona que en la distancia me había dado su apoyo y un gran consejo “no podrán hacerte daño, porque tú no les has dado permiso..”por fín, iba a conocerla y poder darle las gracias personalmente.
    En poco tiempo, conocí a compañeros como: Alberto, Pily, Albergs, Alber_Icle, Tompreta, Bombero..... y muchos más. Cada vez que conocía a alguién, me daba un abrazo, ese abrazo, significaba para nosotros una cura, un ungüento mágico que sellaba poco a poco los arañazos que llevábamos en nuestras espaldas. Pasaba la tarde, y yo, me aparté, pude ver desde donde me encontraba a un gran número de motos aparcadas, cerca de ellas, estaban mis compañeros, mis amigos, mis maestros, sentado, dediqué mi último pensamiento a los “señores” de mi Isla, pensé en que dirían si nos vieran, pensé que había sido un acierto acudir a la concentración; allí, sentado en silencio, daba las gracias, me sentía bien, veía a Carmen feliz....estábamos en el cielo y entre algodones¡




  2. #2
    Me voy acoplando Avatar de naku
    Fecha de Ingreso
    28 Nov 2006
    Moto:
    drz 400 s
    Ubicación
    canarias
    Mensajes
    167
    Agradecimientos
    Cita Iniciado por Jose M. Ver Mensaje
    “””...Naku, me parecía “un hombre de verdad sobre la gs”, en mi recuerdo, yacía la imagen de un hombre de pelo largo sobre un artefacto amarillo, que él, llamaba “moto”, ahora, mientras viajábamos por la carretera que bordeaba la costa en dirección Sur, pude verle feliz , con pelo corto , como las personas y preocupado a la vez porque no solo llevaba una moto como Dios manda, sino que también, le acompañaba su jefa como paquete.
    “ Mclau”, guiaba el grupo, y como farolillo, teníamos a “Torgugo”, todo estaba controlado, nos llevaban “entre algodones”.
    Mi pardillez y mi experiencia en moto, se daban de bofetadas cuando trazábamos una curva, puesto que, una me decía que el fallo de la moto se debía a mi desconocimiento de la máquina y la otra, que simplemente, teníamos las gomas muy vacías. Lo pasé muy mal durante los primeros kilómetros, y en la primera parada, le dije a “Torgugo” que algo fallaba, al tiempo que se acerca Mclau, diciéndome que las cubiertas traseras estaban bajo mínimo.
    Una vez subsanado el problema, continuamos el viaje, y Mclau, hizo alarde de sus conocimientos como guía, llevándonos por una carretera que bordeaba un lago y que en la parte superior era dominada por un bar con terraza, la cual, estaba llena de chaquetas, cascos y motos; allí tomamos nuestro primer cortado del día.
    Risas, café, y ambiente motero nos rodeaban; al regresar junto a las motos”Turtugo” se percata que bien podríamos hacer un “trueque” con sus placas laterales de su depósito color gris por la mías de color negro. En el primer momento, me pareció mala idea, pues, suponía que la empresa de alquiler se podía dar cuenta, pero al rato, tanto “Naku” como yo, decidimos que “Tortugo” como guía dejaba mucho que desear pero como compañero, no tenía precio, así pues, accedimos...., y no solo eso, sino que abrimos la veda para el futuro.
    ” Maclau”, que a cada kilómetro dejaba maltrecha la reputación de “Tortugo”como guía, nos llevaba por sitios cada vez más bonitos; de vez en cuando, paraba y nos decía la dirección y los kilómetros que faltaban para llegar al siguiente punto. Durante el camino, pudimos observar, que no solo el paisaje era diferente, también lo era la temperatura, joer que frío¡, dábamos gracias a Dios de haber traído toda la ropa de invierno que teníamos, pero nuestro casco tipo jet nos traicionaba, rezábamos para que Mclau no se equivocara y nos llevara a la siguiente parada que poco tiempo después se efectuó en un pueblo cuyo nombre..no puedo recordar; allí aparcamos las motos, pero cual fue mi sorpresa que estábamos ocupando un parking de “motos”, todo un lujo, todo un detalle, que desconocía. Estaba en lo cierto, no solo esta gente es diferente sino que el lugar también lo es, pensé...El lugar de la parada era una terraza, donde el sol ya había tomado asiendo... allí, no solo pudimos calentar nuestro enfriado pellejo, sino que también, pudimos conocer a todo un personaje, éste era un señor que se acercó forrado de cuero, como si de un guante se tratara, cada vez que daba un paso, los chirridos de sus botas y de su mono...lo delataban, tuve la “suerte” de que se sentara junto a mí, y digo suerte, porque durante el rato que estuvimos sentados, nos dio una conferencia sobre todas sus pertenencias, que si tenía un salón estilo macro- jaula para todos sus vehículos y motos, que si su mono era recién comprado, que era el mejor, que en su Ducatti se había gastado mucho dinero en extras y que su Ferrari solo lo cogía los domingos porque estaba aburrido de que la gente lo admirara. “Bueno señores, nos vamos”, dijo “Mclau”, me levanté como si justo debajo de mi trasero, hubieran resortes, confieso, que no era solo por dar descanso a mi cabeza, sino porque quería seguir disfrutando del paseo en grupo. Para Carmen y para mí, era la primera vez que tenemos la oportunidad de tener gente con moto delante y detrás , pero, me cogió la delantera nuestro amigo, que se levantó antes que yo, tal vez, para que pudiésemos admirar una vez más su mono de cuero recién comprado.
    Volvíamos a hacer pequeñas paradas, y “Mclau” nos tenía puntualmente informados sobre los kilómetros recorridos y sobre los kilómetros que faltaban , donde estaba la gasolinera más cercana, y el tiempo estimado para el final de nuestro trayecto, en fin, todo un alarde de saber por donde ir, por fin, habíamos dado con un “nativo”, conocía la zona, era mi héroe, con él al fin del mundo...pensaba yo, me habían dicho que Mclau, conocía bien el lugar,, pero, joer tanto?, cual sería su secreto?.. En unas de las paradas sobre la moto, me dijo, “he hablado por teléfono con el restaurante donde vamos a comer, está muy cerca de la kedada, nos han dicho que nos tienen una mesa preparada” joer, joer, joer....”como lo ha hecho? pregunté a Carmen, no daba crédito a lo que había oído, pues yo no había visto a “Maclau” bajarse de la moto, coger su móvil y llamar, la única explicación era que lo había hecho mientras estábamos en la terraza con el tío de cuero.
    Hambrientos y algo cansados, llegamos al restaurante donde “íbamos a comer”, durante largo rato, estuvimos esperando en la barra, allí, empezaron a llegar: Miguelito y su esposa y otros, formando sin quererlo dos grupos por medio de los cuales circulaban los camareros. Pasaron horas, y nuestra educación, se puso el traje de los domingos, nuestras tripas empezaban a recordarnos que pronto sería la hora de cenar. El dueño del bar, cada vez que pasaba entre nosotros, hacía “pip, pip...”, como si de un cochecito se tratara. Todo esto, es posible hacerlo en la España Ibérica, pero...a un guanche, hambriento, que lleva varias horas de pié, y encima, cada vez que pasas por sus narices le tocas “la pita”, es toda una invitación a llevarte un cogotazo.
    “Que haceis aquí?”, dijo Jougs, que en ese momento se unía a nosotros;.. “en la casa de la kedada, tienen: fuet, vino, refresos, zumos, pan y queso”...Miguelito, Tortugo, Naku y yo, casi rendimos pleitesía a nuestro salvador Jougs, pero, para salvar las apariencias y no aparentar que éramos capaces de dar nuestro reino por un trozo de pan, decidimos salir del bar...despacio, sin correr, muy dignos, señoriales diría yo. Los motores de nuestras motos, dieron todos sus caballos para llevarnos en busca de esas viandas...corre mi corcel, cabalga, que tu amo, está a punto de desfallecer, lo malo era que mi corcel era alquilado, poco le podía yo exigir, pero...cumplió¡.
    Ante nosotros, se nos presentaba una gran casa de piedra, era el lugar de encuentro de la kedada. Una vez aparcada la moto y de rendir buena cuenta de los manjares que allí nos esperaban, pude ver el rostro de satisfacción que tenían: Miguelito, Tortugo y Naku, sin mencionar el mío, allí, empecé a darme cuenta del viaje que habíamos comenzado, pude ponerle rostro a nuestra cabra, que tan entrañable se había convertido para mí. Comprendí al ver a Jougs, que detrás de un gran hombre siempre hay una insuperable compañera.
    “La bruji, la bruji”..dijeron algunos de los chicos, poniéndose firmes, mientras yo observaba las miradas de las mujeres, que se preguntaban que tendría esa “bruja”, .... por fín, iba a conocer a una persona que en la distancia me había dado su apoyo y un gran consejo “no podrán hacerte daño, porque tú no les has dado permiso..”por fín, iba a conocerla y poder darle las gracias personalmente.
    En poco tiempo, conocí a compañeros como: Alberto, Pily, Albergs, Alber_Icle, Tompreta, Bombero..... y muchos más. Cada vez que conocía a alguién, me daba un abrazo, ese abrazo, significaba para nosotros una cura, un ungüento mágico que sellaba poco a poco los arañazos que llevábamos en nuestras espaldas. Pasaba la tarde, y yo, me aparté, pude ver desde donde me encontraba a un gran número de motos aparcadas, cerca de ellas, estaban mis compañeros, mis amigos, mis maestros, sentado, dediqué mi último pensamiento a los “señores” de mi Isla, pensé en que dirían si nos vieran, pensé que había sido un acierto acudir a la concentración; allí, sentado en silencio, daba las gracias, me sentía bien, veía a Carmen feliz....estábamos en el cielo y entre algodones¡


    Compi no te lo tomes a mal pero me estaba quedando ciego

  3. #3
    Forodependiente Avatar de alberto
    Fecha de Ingreso
    15 Jun 2006
    Moto:
    1.2 lafelicidad
    Ubicación
    España
    Mensajes
    2,681
    Agradecimientos
    eres un crak y escribiendo también...si la cosa sigue te digo como Naku...un poquillo más grande la letra por favor

  4. #4
    Foro Adicto
    Fecha de Ingreso
    08 Feb 2007
    Moto:
    1200 adventurE
    Ubicación
    Tenerife
    Mensajes
    648
    Agradecimientos
    Joer ...como se ponen ...no doy mas con esto de cotar y pegar...que lio con el tamaño de las letritas...menos mal que les tengo a ustedes...

  5. #5
    Me voy acoplando Avatar de naku
    Fecha de Ingreso
    28 Nov 2006
    Moto:
    drz 400 s
    Ubicación
    canarias
    Mensajes
    167
    Agradecimientos
    Ansioso espero la siguiente parte, pasame un poquito de ese saber escribir jejejejeje

  6. #6
    Descontrolado... Avatar de JEP
    Fecha de Ingreso
    01 Nov 2005
    Moto:
    GS 1200,Xtz 750
    Ubicación
    Girona city
    Mensajes
    7,498
    Agradecimientos
    Eres un pedorro jejejejejeje

    Por cierto Naku, este desagradecido se ha llevado las piedras, o aun no...?

    A, que se me olvidaba. A otra kedada que vengais, haced el favor de no regalar nada a las mujeres, que luego se quedan enamoradas de vosotros ( y mira que no lo entiendo, por que sois feos un rato largo )

    Jose, eso que comentas, tambien me ha pasado a mí. Conoces a personas con otras motos y con las mismas ilusiones de viajar. Pero en el fondo son frias. En cambio a las personas que conoces aqui, se te entregan de tal forma, te dan tal calor, que cada vez que los vuelves a ver de nuevo, se te altera el cuerpo y te emborrachas de sensaciones buenas...
    Última edición por JEP; 05-11-2007 a las 22:25

  7. #7
    Foro Adicto
    Fecha de Ingreso
    08 Feb 2007
    Moto:
    1200 adventurE
    Ubicación
    Tenerife
    Mensajes
    648
    Agradecimientos
    Alberto ya sabes lo que tienes que hacer...imprimirlo y darselo a Pily...con un beso muy casto..

    Naku ..es fácil...dile a tu corazón que te dicte...

    Jep...estoy por enviarle un container.....pero queremos ir con un camión y así poder verlos otra vez....es que le queremos sabes...
    Feos????Ellas no decían eso de Mclaud y de mi ...pero comprendo tu envidia........
    De los "señores" te puedo decir que quitando a Rebenque y Sergio1...no hemos sido invitados a ...nada ....

    saludos.

  8. #8
    Foro Adicto Avatar de norgren
    Fecha de Ingreso
    17 Feb 2006
    Moto:
    Varahierro XLV
    Ubicación
    Elche (Alicante)
    Mensajes
    561
    Agradecimientos
    Cita Iniciado por JEP Ver Mensaje
    Eres un pedorro jejejejejeje

    Por cierto Naku, este desagradecido se ha llevado las piedras, o aun no...?

    A, que se me olvidaba. A otra kedada que vengais, haced el favor de no regalar nada a las mujeres, que luego se quedan enamoradas de vosotros ( y mira que no lo entiendo, por que sois feos un rato largo )

    Jose, eso que comentas, tambien me ha pasado a mí. Conoces a personas con otras motos y con las mismas ilusiones de viajar. Pero en el fondo son frias. En cambio a las personas que conoces aqui, se te entregan de tal forma, te dan tal calor, que cada vez que los vuelves a ver de nuevo, se te altera el cuerpo y te emborrachas de sensaciones buenas...

    Sobre todo calorrrrrrrrrrrrr!!!!!!, eh cabrilla, mira que te gusta !!!!!!!!

    PD: Jose M!!!!!, gracias por tus palabras.....sigue, sigue con los capitulos

    V´sssssssss

Etiquetas para este Tema

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •