Thanks Thanks:  0
Likes Likes:  0
Dislikes Dislikes:  0
Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Historias por Latinoamérica

  1. #1
    ViceSecretario Club GS Avatar de brinzon
    Fecha de Ingreso
    14 Dec 2007
    Moto:
    1200 Adv
    Ubicación
    en la AP7 de Barna a Alicante
    Mensajes
    885
    Agradecimientos

    Historias por Latinoamérica

    Hola de nuevo,
    aunque este viaje no lo hice en moto, despues de las peticiones de algunos de vosotros os cuento alguna que otra peripecia suelta de las muchas que me tocó vivir en Latinoamérica durante el viaje que hice entre los veranos del 2006 al 2007.

    La idea del viaje fué conocer lugares y gente, así que apenas había una ruta establecida ni un rumbo fijo, ni siquiera una fecha de vuelta definida, y os aseguro que una aventura así es una experiencia inolvidable y muy recomendable, para todo aquel que no quiera atarse por este tipo de vida occidental que nos han inculcado como ideal...

    Es imposible relatar todo lo vivido, así que os contaré solo algún "capítulo" a destacar por su sentido aventurero, que siempre son los que mas llaman la atención. No soy muy buen escritor, así que espero hacerlo lo mejor posible, espero que os guste...

    LA SELVA AMAZONICA Y COMO METERSE EN LIOS EN MEDIO DE NINGUNA PARTE.

    Estaba en Macas, en el oriente de Ecuador, de como había llegado allí es una historia para otra ocasión. En esta ciudad entre otras muchas cosas, (la idea era trabajar para no gastar) me dedicaba a hacer diferentes trabajos para el departamento de ingenieria y obras del municipio, y esta vez, un poco fuera de lo usual, tocó ir a registrar a una Comunidad de Indigenas Shuar. El trabajo era realmente sencillo, cruzar la selva en avioneta hasta avistar el asentamiento, descender hasta allí y realizar junto a otra trabajadora del ayuntamiento una encuesta de población, registrando con GPS la posición de la comunidad. Todos estos datos se envian al Gobierno, y una vez allí la administración militar los refleja en un mapa y tachaaannn!!! Ya son personas civilizadas...ya existen para el mundo!!! Solo faltaría después "integrar a la civilización" a cada persona con un DNI, y magía!!! ya son hasta votantes de pleno derecho!!!
    Bueno a lo que vamos; en este viaje, aprovechando que se entraba a una zona sin asistencia de ningún tipo, una segunda avioneta traería a dos médicos y medicamentos para atender problemas bastante usuales en esa zona, parasitos, desnutrición infantil y todo tipo de desordenes habituales por falta de variedad en la dieta, entre otras muchas cosas...

    Pasamos los controles de peso, en una de esas básculas antiguas en los que vas corriendo un pesa (tecnologia punta) y salimos en una avioneta con mas de treinta años (viva la cinta americana) en la que debido al aire que entraba por todos lados era imposible hablar. El vuelo, rasaaaante, imagino que así la caida era menos mala, y después de 30 minutos de altibajos, ruido y aire... nos encontramos con nuestro destino.



    Descendemos hasta allí, en una pista de aterrizaje cercana, al parecer realizada por los militares, y que quiero pensar que fue diseñada por algun ingeniero militar al que le gustaba el motocross, por la cantidad de saltos, badenes, y baches que aquello tenía...y como ha sido la tónica general de estos meses de viaje, ahora tocaba esperar, siempre esperar.

    Finalmente por un cambio de planes por una cuestión de pesos, (mis casi 90 kg desbordaron el plan de viaje), yo volé con los médicos, mientras practicamente todo el equipaje y medicinas venian en el segundo vuelo con mi compañera de curro. Teóricamente, era cuestión de minutos verlos aparecer en el horizonte, por la misma ruta por la que veiamos largarse a nuestra avioneta, pero aquel horizonte se ponía cada vez mas negro y allí no aparecía nadie.
    La tranquilidad de los médicos a mí me sorprendía, así que opté por no preocuparme, ellos ern los expertos, pero por dentro, la sensación de hambre se peleaba con la de que aquella segunda avioneta se había caido en medio de la selva.

    Nos acercamos caminando a la comunidad mas cercana donde se avisó al sindico (lider comunitario) de que debía reunir a la mayor cantidad de personas enfermas para pasar consulta, en cuanto llegasen los medicamentos. Así que esperando se nos hizo la noche. Un montón de niños y mayores abarrotaban una improvisada cabaña de madera convertida en consulta médica, y el menda engañaba al hambre a base de galletas saladas y algo parecido a kas de naranja pero con 5 veces mas de azucar.
    Aquella noche mientras me metía en mi saco y hacia una almohada con mi sombrero, me planteé quien cojones decide donde nace uno, porque hay tantas diferencias en este mundo, y muchas otras cuestiones de igual magnitud viendo todo aquello...

    Por la mañana el número de pacientes, se había multiplicado por cuatro, pero allí no había aparecido ni la segunda avioneta, ni la comida, así que mientras seguiamos esperando, si noticias del "mundo civilizado", opté por irme al rio a darme un baño, mientras, un grupo de diez o doce niños me observaban y se reian desde la orilla.
    Yo pensaba que era porque como me habían dicho la noche anterior, los mas pequeños, nunca habían visto un hombre de raza blanca, luego me enteré de realmente era porque en aquel rio había pirañas, y estaban esperando para ver mi reacción si alguna se le ocurría catar carne blanquita...

    Cuando ya me imaginaba otro día de espera, oimos el motor de la avioneta, y con ello mi estomago se reconfortó, no sé si por el hambre o por pensar que la avioneta no había aterrizado "off rad" como yo creía.







    Rápidamente, fuimos en su busca para recoger todo el equipo y allí nos contaron que ellos habian volado justo detrás de nosotros, pero una impresionante tormenta los obligó a dar la vuelta y no cesó de llover en toda la tarde, teniendo que dejar el vuelo para el siguiente día, pensando que no podrian aterrizar al convertirse la pista en un barrizal. Suerte que nosotros no nos encontramos con esa tormenta, no sé si tanta cinta americana y remaches la hubiesen soportado.







    Como la lista de espera era ya grande, se organizó como se pudo a los pacientes por gravedad y edades, y una vez que aquello tenia ya pinta de consulta médica, con mi compañera Aida y dos miembros de la comunidad, que además hablaban español, salimos a caminar antes de que nos cogiera la noche.

    La foma de caminar de los Shuar es indescriptible. Yo habituado a caminar en montaña, me cosidero habil, a la hora de caminar llevando carga a las espaldas, pero seguir a aquel tipo, con una caja en la cabeza, era imposible; lleno de agua hasta la cintura, con la lengua en una mano y el corazón en la otra, me las ví y me las deseé para no perderlo de vista a través de la espesura de la vegetación. Él, apenas se había manchado las botas de agua dos números mas grandes, con la que caminaba, y nada mas llegar a la siguiente población, después de casi cinco horas de paseo, se puso a jugar a ecuavoley (voleibol en equipos de tres) como si nada, mientras yo me encendía un cigarro, con el corazón a punto de infarto y con una nueva hostia a mi realidad, de creerme un montañero experto.




    Hicimos todo el trabajo que nos habian encomendado y esta vez nos hicieron una cena en nuestro honor, a base de Caracha (pescado) y yuca. Después una pequeña fiestecita con un radio-cassette a pilas con una sola cinta de musica que ponian una y otra vez mientras nos ofrecian Chicha, una bebida a base de yuca fermentada con la saliva al masticarla y que hacen las mujeres con los dientes mas verdes que he visto nunca.

    Allí me enseñaron su forma de vida, en sociedades poligamicas, donde un hombre tiene tanta mujeres como sea capaz de mantener. El que me lo contaba, 29 años, tres mujeres y 19 hijos...y la verdad es que "no daba un palo al agua" eso sí al voley pa flipar!!!





    Al día siguiente, se preparó de nuevo una consulta médica para las personas de esta comunidad, pero los médicos, que la noche anterior habian estado pasando consulta hasta las dos de la mañana con velas, después de acabar habian cogido tal borrachera, que eran las 2 de la tarde cuando llegaban por el mismo camino que había hecho yo la tarde anterior, y todavía les duraba la resaca. Hubo algun que otro momento de tensión porque a veces les costaba hasta distinguir una pastilla de un jarabe, pero en fín iban haciendo...

    Aida y yo, emprendimos la marcha de regreso hacía la pista de aterrizaje, porque se nos había hecho tardísimo y no podiamos esperar a los médicos y que se nos fuese la avioneta, ya que el piloto hace una pasada y si no estas se vuelven, no esperan. Así que emprendimos la vuelta ya con poco peso y estas vez sin guias, cuando de pronto, tras pasar por un trozo de camino que se lo había comido el rio, nos dimos cuenta, de que no sabiamos por donde seguir...yo que siempre me fijo en los detalles del camino, al ir con un guía la tarde el día anterior, apenas me fije por donde iba, ya que bastante tenía con mirar donde pisaba... Así cuando solo nos quedaba una hora para que nos recogiera la avioneta, cuando se puso a llover una de esas tormentas tropicales en las que el agua la echan con cubos, cuando mis ánimos estaban ya mas que acabados, Aida se limitó a decir...estamos perdidos en medio de la nada....

    continuará...
    Última edición por brinzon; 03-01-2008 a las 15:40

  2. #2
    Foro Adicto Avatar de jorjo007
    Fecha de Ingreso
    01 May 2006
    Moto:
    BMW R1200GS ADV
    Ubicación
    Arganda - Madrid
    Mensajes
    597
    Agradecimientos
    ...sigue porfavol...

  3. #3
    ViceSecretario Club GS Avatar de brinzon
    Fecha de Ingreso
    14 Dec 2007
    Moto:
    1200 Adv
    Ubicación
    en la AP7 de Barna a Alicante
    Mensajes
    885
    Agradecimientos
    Continúo...


    Despúes de volver sobre nuestros pasos, decidimos coger un camino que tenía buena impresión, y cuando llevabamos unos diez minutos, otro rio. Imposible, solo habiamos cruzado una vez el rio, así que para atrás de nuevo.
    La avioneta sabiamos que no había pasado porque tenía que hacerlo por encima de nosotros, y aunque había bastantes trozos donde no se veía el cielo, era bastante ruidosa así que deberíamos haberla oido.
    Llegamos de nuevo al rio y decidimos seguir caminando por dentro del cauce un poco mas cuando de pronto la ví: Una puta botella de Coca-Cola flotando en una orilla. El día anterior debió ser de lo poco que se me quedó del camino, la botella de plástico y una reflexión que hice al verla de lo que me jodía ver como podía haber llegado hasta allí y los años que costaría que desapareciera. Nunca hubiese imaginado que me alegraría tanto de ver una botella contaminando un paraje como aquel. Ibamos en el camino correcto,así que apretando el paso, porque llevabamos ya 20 minutos de retraso, llegamos a la comunidad donde nos había dejado la avioneta.

    Recogimos todo nuestro equipo y mojados nos sentamos en el borde de la pista de aterrizaje.



    Lo que el día anterior parecía un consultorio médico, ahora parecía un campo de guerra. No sabiamos muy bien que habian hecho los medicos en su noche de fiesta, pero aquello estaba todo revuelto. Así viendo que pasaban las horas y la avioneta de nuevo nos fallaba, decidimos a cambiarnos de ropa porque había dejado de llover y en mis calzoncillos ya no cabía mas agua.
    Por lo visto algún espabilado, había decidido que no necesitabamos mas comida, así que de todas las provisiones que habiamos dejado guardadas, nos dejó con apenas dos paquetes de pasta y alguna botella abierta de refresco, el resto desaparecido.




    Cuando ya anochecía, llegaron los médicos, con dos caballos y algo de medicamento sobrante (y personalmente creo que aun con media trompa) y después de contarles nuestras peripecias por la selva, empezamos a pensar que teniamos para cenar.

    Después de hacer recuento, dos paquetes de pasta, una lata de atun, alguna galleta salada y dos litros de refresco para pasar hasta que nos viniesen a sacar de allí.

    Hablamos con una mujer de la comunidad que como máxima hospitalidad, porque ya vimos que de comida no nos iba a dar ni un plátano, nos prestó una olla, donde pudimos hervir agua y donde hice una pasta con atún y hojas de una planta parecida al romero, que ni Arguiñano; nos chupamos los dedos, no por bueno, sino por el hambre que teniamos…por cierto desde entonces aborrezco las galletas saladas.
    El colmo de esta situación era que el poco tabaco que me quedaba estaba mojado, así que allí me veis, junto al fuego secando y mimando cada cigarrito, como si de un tesoro se tratara…



    La noche, fue divertida, haciendo planes para ir a pescar con las agujas de las inyecciones que habian sobrado cogidas con hilo del que se utiliza para los puntos de sutura, con la esperanza de que nos sacaran de allí al día siguiente mermada porque los pilotos no vuelan en fín de semana, y era viernes, así que existian muchas posibilidades de tener que esperar (siempre esperar) allí hasta el lunes.

    La forma de funcionar de los pilotos es curiosa. El vuelo se paga por adelantado, cuesta unos 500$, y debes avisar a cinco personas que no se conozcan entre sí para que den aviso sin parar en el aeropuerto hasta que te sacan de allí. Lo de que no se conozcan entre sí, es para que no diga uno que ya ha avisado y el resto lo de por hecho y pase.
    Si no presionas no te entran a buscar hasta que tienen otro vuelo por esa zona y mientras, allí dentro ya se sabe, a esperar.





    La mañana del sábado hacia las ocho de la mañana, con la esperanza de que nuestros contactos en la civilización estarían organizando manifestaciones si fuese necesario en el aeropuerto, recogimos todo el equipo de nuevo y nos sentamos otra vez junto a la pista de aterrizaje.

    Sobre las doce, oimos de nuevo rugir el motor de la avioneta, que avioneta!!! De ese velero del aire con el mejor capitán del mundo a su timón!!! Que de forma atrevida, por volar en sábado, venía a recogernos. Ese valiente capitan al rescate atravesando la selva, bueno valiente y que el alcalde le había pagado otros 500 $ mas para que nos sacará de allí...que si no de que...

    Así que después de organizarnos de nuevo en dos grupos, yo por si acaso me metí en el primero junto a Aida, regresamos después de cuarenta minutos de vuelo a trompicones a Macas, la civilización!!!…sin ducharme, ni cambiarme, ni siquiera agradecer a los amigos y a Begoña como se merecían, que hubiesen insistido para que nos sacaran de allí, hasta el punto que medió el alcalde de la ciudad, de cabeza al restaurante donde solíamos ir a comer a darme un atracón de algo que llevase carne…




    Jose Juan

  4. #4
    Descontrolado... Avatar de JEP
    Fecha de Ingreso
    01 Nov 2005
    Moto:
    GS 1200,Xtz 750
    Ubicación
    Girona city
    Mensajes
    7,498
    Agradecimientos
    Es curioso, como a veces una cosa que normalemente puede ser desagradable, puede llegar a ser de utilidad, como en tu caso la dichosa botellita de plastico en medio de la selva.
    Menudos recuerdos tienes que tener. Esa foto de la canoa o como se diga es preciosa. Gracias por el reportaje. No tienes mas?

Etiquetas para este Tema

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •