"Un viaje se vive 3 veces: al soñarlo, al vivirlo, al recordarlo"



Esta vez estoy por el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido,


407 km y 2.332 curvas, pasando por valles, circos glaciares, cañones, lagos y cascadas, sin contar los 600 km de ida y los 600 de vuelta a casa.
Aquí se puede ver gran parte del viaje pero no su totalidad ya que me quedaba sin batería muchas veces o que a veces es mejor guardarte un trocito del viaje para ti mismo.


Vuelvo a irme en solitario, escuchando a los chicos de IZAL que me acompañan por el camino. Les estoy cogiendo más que cariño a esta gente.